Nada sucede por casualidad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nada sucede por casualidad.

Mensaje  Admin el Sáb Feb 21, 2009 5:43 pm

Lunes, 14 de febrero de 2005.

Taca, la nueva de la familia.

Hace unos días que supe que ella estaba en acogida en casa de unos amigos, el criador particular al que le compramos a Pluja, así que me decidí a verla para hacerle unas fotos y colgarlas en el panel de adopciones para ver si podíamos encontrarle fácilmente un hogar ... pero fué flechazo, me enamoré de ella al instante y ya me la traje para casa. Así que ahora Pluja tiene una nueva hermanita, es un mes más joven que Pluja, tiene 11 meses.

Es muy cariñosa y muy "pelota", le falta un poco de educación pero ya va entendiendo.

La familia está encantada, por lo visto Taca estaba en un hogar con niños así que está acostumbrada a ellos y es muy cariñosa.

Miércoles, 9 de marzo de 2005.

Estoy bastante preocupada, Pluja hoy por la tarde cuando he llegado me he dado cuenta de que no estaba tan activa como siempre y caminaba más despacio, luego cuando comía sin que nadie la tocara se puso a llorar y chillar muy fuerte como si algo le doliera bastante, cojea de la pata derecha de delante. La tocamos en el pecho y en la garganta y en ambas ocasiones se puso a llorar.

La he llevado al vete. Me ha dicho que tenía un golpe muy fuerte en las cervicales. Le ha examinó la pata y la tenía bien luego le miró el cuello y puede mover el cuello para abajo, hacia los lados pero no para arriba, por lo que es de los músculos cervicales me ha dado media aspirina cada doce horas, si no mejora, la tengo que volver a llevar para radiografía ...

En su opinión es muscular, y la ve bien, me dijo que le podía poner una inyección de "primperán" no recuerdo exactamente si es esa sustancia, pero que no le parecía necesario que prefería probáramos con la aspirina y si en tres días no mejoraba, la llevara de nuevo; la verdad es que en la consulta estaba mucho mejor, se lo comenté y me dijo que el sólo hecho de estar en un sitio que no es en casa hace que dé la impresión de estar mejor.

Jueves, 9 de marzo de 2005

Desde que llegué ayer por la tarde del vet, hasta hoy por la mañana que la he obligado a salir a hacer un pis no se ha movido de al lado de la chimenea. Está muy fría, sus extremidades, los belfos, la tapé con dos toallas. Ni siquiera se ha levantado a beber agua, así que le he dado con una jeringa de 10 ml. varias veces, le he mirado las mucosas y las tiene blanquecinas. Le he puesto agua muy cerca por si tiene sed.

No la he tomado la temperatura. Tiene la nariz húmeda y fría.

Ha comido lo que yo le he dado directamente a la boca, ayer un poco de queso fresco y un yogur.

Esta mañana le he puesto el bol del agua y ha bebido sola.

Pero luego cuando le he dado la pastilla dentro de un trozo de frankfurt, después de tragárselo hacía como si tuviera algo en la garganta y como no ha querido beber le he dado una jeringa de agua.

No viene cuando la llamas, ni siquiera con Tomeu, le movía la cola y hacía un esbozo de sonrisa, pero no se movía, así que la he levantado y ella se tumbaba y luego la he vuelto a levantar y sola ha caminado hasta fuera y ha hecho un pis, ha vuelto a entrar y se ha ido directamente a tumbarse otra vez, me ha parecido que no cojeaba tanto como ayer.

Me da la impresión de que está muy mal para ser sólo algo muscular. Creo que la voy a volver a llevar al vete.

Jueves, 9 de marzo de 2005, 13:00 horas.

Me decido a llevar a Pluja a otro veterinario para contrastar diagnóstico. Pluja está fatal y aún así mueve la colita, tiene las mucosas blancas como la nieve. Voy a buscarla y no se había movido de sitio y cuando me ve entrar se pone a reír ¿os imagináis? Intento llevarla en peso hasta el coche pero no puedo, ella se tumba y es peor, entonces le digo: “Ven conmigo y te curarán” y ella sola sale y se sube al coche.

En cuanto el veterinario la ha visto, le ha sacado sangre y no coagulaba nada, me ha preguntado si tenía algún otro perro porque Pluja necesitaba urgentemente una transfusión, que estaba envenenada, el latido de su corazón era muy débil y casi no tenía pulso, he llamado a mi marido, para que fuera a buscar a Taca y la trajera. En ese momento Pluja ha empezado a respirar muy débil y raro, le he preguntado al vete si se iba a morir ... y no me ha contestado. Mientras llegaba Taca, le han puesto una vía y le han inyectado vitamina K, cuatro ampollas. Pero así como estaba, el antídoto sólo, no bastaba...

Taca ha llegado y la han dormido. Cuando le sacaban sangre, no salía la suficiente y la han tenido que volver a pinchar en el otro lado para obtener la suficiente. Está hecha una campeona.

He podido estar con Pluja durante todo el tiempo de la transfusión, el suero y las ampollas de algo glucosado que le han puesto. Poco a poco he empezado a notar que subía su calor corporal, ya no tenía esa temperatura fría ... La verdad es que creía perderla, y la abrazaba y le decía “Pluja aguanta” “aguanta y te curarán” ... y me miraba con esos ojillos ... no se me olvidará en la vida esa expresión ...

El vete me ha comentado que a Pluja ya no le llegaba la sangre a las extremidades. Y que no ha querido alarmarme pero cuando se ha puesto a respirar (como nosotros cuando respiramos hondo por la boca) pues que era que se estaba yendo; en ese momento yo le he preguntado si se moriría y no me ha contestado. También me ha comentado que el envenenamiento no se ve en las analíticas que la única manera es hacer una prueba de coagulación.

Luego se ha quedado en observación.

Cuando he ido a buscarla ya no era la misma, ya era la Pluja de siempre, estoy convencida de que ella sabe perfectamente que estaba mal para morirse, es muy lista; me mira con ojillos de adoración y de "corderillo degollado" no me pierde de vista, y sólo quiere mimos. Es una perra muy valiente, estoy orgullosa de ella.

Ha sido completamente angustioso. Pienso que lo ha superado porque es muy fuerte y muy valiente.

Según la versión del nuevo veterinario no ha existido el golpe en las cervicales, el veneno le produjo un agarrotamiento en esa zona y de ello la cojera ... cuando salimos Pluja ya no cojeaba nada de nada, lleva la vía en la otra pata. El veneno es raticida, eso me lo ha asegurado, los síntomas eran clarísimos; no tuve tiempo de pensar en como lo habría tomado, no quiero pensar que pueda haberlo hecho alguien intencionadamente... aunque intentaré esclarecer qué ha podido pasar.

Fue vital el tener a Taca, si hubiéramos tenido que ir a buscar a ver qué perro le podía dar su sangre, ya no hubiéramos llegado a tiempo; he pensado mucho en ello, nos pensábamos salvar a Taca cuando la adoptamos y ella en agradecimiento le salva la vida a Pluja ... creo poder afirmar que nada sucede por casualidad.


Ahora mis niñas son hermanas de sangre.




Estas fotos son de ese día, me conmovió cuando llegamos del veterinario que Pluja se tumbó y Taca hizo lo mismo a su lado arropádola, mimándola.

P.D.: He querido ser muy concreta por si a alguien le sirve esta experiencia, es vital la rapidez en estos casos. Si hubiera llegado media más tarde, seguramente el desenlace hubiera sido otro muy diferente.
avatar
Admin
Dalmi Administrador

Cantidad de envíos : 93
Edad : 52
Fecha de inscripción : 19/01/2009

Ver perfil de usuario http://maravillososdalmatas.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.