AL FINAL.....UNA SÓLA ALMA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

AL FINAL.....UNA SÓLA ALMA

Mensaje  Admin el Sáb Feb 21, 2009 5:34 pm

Kira tenía motivos serios para recelar de la gente. Un hombre, una sombra amenazante, que agitaba los brazos a modo de molino de viento, que gritaba emitiendo un sonido parecido al graznido de un cuervo, asustaba sus paseos apareciendo repentinamente, igual que monstruo de película de terror, cuando ella se dedicaba abstraída e inocente a descubrir el mundo y su aromática consistencia. Pocos meses tenía ella cuando aquellas inesperadas interrupciones se quedaron gravadas en su memoria como comportamento a temer en cualquier humano que osara acercarse. Su desconfianza ante las variables e incomprensibles actitudes de las personas, el temor a que éstas trocaran caprichosamente el cariño en gritos o extraños movimientos, hicieron de ella una perenne desconfiada, una constante calibradora de gestos que no permitía a los hombres la posibilidad de engañar su naturaleza canina a corta distancia. Fue así que pasaron los años depositando su confianza únicamente en nosotros, sus dueños; Kira sabía que su espacio, su mansedumbre nunca serían traicionados.
Ni el paso del tiempo ni las visitas serenas de amigos lograron vencer su inicial miedo pero tampoco la alentaron a infringir dolor con su potente mandibula. Ni un gruñido, tampoco un amago de agresión ascendieron hasta su mirada penetrante para disfrazarla de fiereza.
Pero un día, un hombre diferente llegó a casa. Entró con el paso cansino, abatido por un peso de tristeza inmenso sobre los hombros. Traspasó el umbral el hombre arrastrando los pies sobre las baldosas de una pena honda, sobre el rastro de hermosos recuerdos que ahora permanecían como realidad tan sólo en su alma. Setenta años revestían la largura de sus huesos, adornaban la nostalgia de su frente; setenta años de completa compañía ahora rellenitos de terrible soledad. La mujer que amaba ya no estaba junto a él. La joven que le envolvió la mocedad de promesas cumplidas y sueños por inaugurar; la misma mujer que anduvo junto a él recolectando caricias y temores, risas y pesares, le había dejado, desvestido de amaneceres y de ocasos compartidos, por ir, despojada de la vida, en busca de nuevas estrellas que esparcir sobre el mullido lecho de la vejez.
El hombre, descorazonado, reposó su cansancio amargo sobre el sofá dejando apoyado también en él el volumen de su apesadumbrada añoranza. Entonces Kira, con paso lento, arqueando su cuerpo de perra dócil, siguiendo la estela del aliento del silencio, husmeando el olor del desconsuelo, se acercó hasta él sin miedo en la mirada, sin pálpitos en su instinto hasta entonces asustadizo y recobrando la valentía que le otorgaba la generosidad, dejó reposar su mansa cabeza sobre la pierna del hombre desasistido de la mujer que tanto había amado. Una caricia del hombre con su mano temblorosa sobre la serena Kira, una lágrima resbalando por su rostro viril en busca de la sal de la ternura ....y yo abrazada a los dos diciendo: No llores, Papá.

A la memoria de tres seres inolvidables, Paqui Requena.
avatar
Admin
Dalmi Administrador

Cantidad de envíos : 93
Edad : 52
Fecha de inscripción : 19/01/2009

Ver perfil de usuario http://maravillososdalmatas.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.