ENSEÑANZA DEL LENGUAJE DE LOS SIGNOS.

Ir abajo

ENSEÑANZA DEL LENGUAJE DE LOS SIGNOS.

Mensaje  Sonia el Dom Feb 01, 2009 9:45 am

Enseñanza del Lenguaje de Signos. Parte I

Texto original e imágenes de los signos: http://www.deafdogs.org/training/signs.php

Entender a su perro y saber controlarlo, desarrollar sus potenciales, y resolver problemas del comportamiento, conflictos emocionales y frustraciones no es menos esencial que el amor y el respecto.
- Michael W. Fox

Entrenamiento para los perros sordos

El entrenamiento de un perro sordo no es realmente tan diferente que el de entrenar a uno oyente, usted solo "habla" en una lengua diferente. No requiere más tiempo, esfuerzo, o métodos necesariamente diversos, solo diversas señales. Los perros oyentes aprenden el significado de palabras con la repetición. Los perros sordos aprenden la misma manera. Los perros no entienden inglés (o cualquier otra lengua). Porque dependemos tanto del diálogo, tendemos a pensar que los perros se comunican también de esa manera, cuando de hecho, no lo hacen. Cuando dos perros extraños se encuentran, emiten un sonido muy suave. Se dicen casi todo primero con el lenguaje corporal, después por el olfato. El arañar, el gruñir, o el gimoteo es una forma adicional de comunicación, no la primaria. Los perros que compiten por títulos de concursos de obediencia requieren aprender lenguaje de signos para obtener un título, y muchos otros perros trabajadores utilizan lenguaje de signos para hacer su trabajo (muchos amaestradores explicarán a la gente que primero deben entender los comandos de voz y cerciorarse que éstos las entienden, antes que enseñarle el lenguaje de signos, puesto que las señales son mucho más fáciles para que cualquier perro aprenda). El lenguaje de signos para un perro sordo, no es tan extenso.

¿Usted Necesita un Adiestrador?

Puedo entrenar a cualquier perro en cinco minutos. El entrenamiento del amo dura bastante más tiempo.
- Barbara Woodhouse

No es necesario emplear a un adiestrador, sino que esto puede resultarnos muy agradable y provechoso. Siempre que sea posible entrene a su perro sin ayuda del exterior, un amaestrador puede a veces utilizar métodos diferentes que no le terminen de convencer en un problema particular que tengamos con el perro. Otra ventaja es que nuestro perro aprende socialización (hasta cierto punto), y nos "escuche", en un lugar lleno de distracciones. Recordemos sin embargo, el tiempo de la clase es cuando nosotros aprendemos cómo enseñar a nuestro perro. Nuestro perro aprenderá en nuestro hogar (y en un centro pierde todo lo aprendido a la semana siguiente).Cuando uno mismo no pueda hacerlo, siempre puede encontrar a un amaestrador con experiencia en sordera de perros, debemos poder encontrar uno que esté abierto a nuestras sugerencias sobre el entrenamiento en el futuro comportamiento del perrito, cuanto más sepamos sobre nuestro perro, mejor adiestradores seremos.

Cómo utilizar el lenguaje de signos

Un perro puede expresar más con su cola en minutos, que lo que su dueño puede expresar con su lengua durante horas.
- Autor Desconocido -

Lo primero, no hay signos "incorrectos", podemos utilizar los que nos resulten más cómodos o prácticos, mientras seamos constantes.

Hay algunas signos básicos de obediencia, pero no suficientes para comunicarse totalmente con nuestro perro. La ventaja de usar éstos es que la mayoría de la gente que ha entrenado a un perro puede dar a su perro órdenes básicas. Use ASL (lenguaje americano de signos), o compre un libro para perros sordos para saber si hay diccionarios), son parecidos a los referidos a personas sordas. Esto puede ser una ventaja porque cualquier persona que sabe ASL podrá hablar con su perro. Hay personas que solamente utilizan el lenguaje de signos, otros combinan estos con signos de obediencia. Cualquier cosa que utilicemos es correcta para el perro mientras sea constante en ello, sintámonos libres de usar lo que sea más correcto para nosotros y nuestro perro .En esta página encontraremos sugerencias del lenguaje americano de signos.

Entrenamiento Con El Alimento

... ella ladea su cabeza, fija su vista con uno de sus ojos luminosos almendrados, frunce el ceño y parece decir, "te entendería más a fondo si tu pudieses hablar más claro. Y entonces piensa, ¿he conseguido que me des una galleta?"
- Alec Guinness

Para enseñar cualquier cosa a cualquier perro, necesita una manera "de recompensar" el comportamiento correcto. Puesto que no podemos utilizar la voz (cosa que con un perro oyente si podemos), será necesaria una cierta recompensa, los alimentos son la recompensa más sencilla, y funcionan con la mayoría de los perros (muchos amaestradores también utilizan la comida como recompensa para los perros oyentes) Si tu perro no responde bien ante la recompensa con alimento, prueba con un juguete (una bola o su artículo preferido) puede funcionar mejor que la comida. Necesitaremos ser creativos.

Invitarle a un entrenamiento va mejor cuando el perro realmente desea algo (el perro presta más atención si desea su recompensa, si no está motivado no cooperará). Los convites deben ser pequeños, y rápidos comer. Se pierde ímpetu cuando el perro tiene que masticar mucho para tragar su recompensa. Algo blandito y oloroso es la recompensa que generalmente prefieren. Intente usar alimentos como perros calientes, queso, sobras (como pollo), o algo similar. No es necesario comprar chucherías en el almacén, el perro no sabrá que él está comiendo el alimento de los “humanos” (y los convites PRE-cocinados contienen a menudo cosas que no son muy buenas para su perro).

La gente piensa a veces que su perro engordará si utiliza para su entrenamiento recompensas alimentarias. Si se tiene cuidado, y tomamos precauciones, esto no será un problema. Si estamos haciendo un entrenamiento intensivo, no alimentemos tanto el perro durante el día. Substituiremos los premios por unos más bajos en calorías, tales como fruta (algunos perros adoran la fruta!), zanahorias, o un cereal de desayuno (tal como Cheerios). Seamos creativos y veamos lo que le gusta a nuestro perro. Cerciorémonos de que nuestro perro esté haciendo bastante ejercicio (siempre es importante). También podemos intentar usar algo del almuerzo regular de los perros como recompensa, pero debemos utilizar siempre algo "bueno" al enseñarle algo nuevo, o cuando consigue una respuesta particularmente buena a una orden conocida.

La gente se refiere a menudo que su perro no acatará órdenes a menos que haya alimento en su mano. El alimento se utiliza como un "señuelo" para conseguir el comportamiento deseado, y como "recompensa" por el comportamiento correcto. Nunca debe ser utilizado como "soborno”, el perro sabe la respuesta correcta (es decir no recompensemos primero a nuestro perro y luego hagamos la señal de “siéntate”). Para evitar que el perro llegue a depender de las recompensas, deben ir eliminándose" (una vez que el perro sepa totalmente qué hacer).

avatar
Sonia
Dalmi cachorro

Cantidad de envíos : 19
Edad : 40
Fecha de inscripción : 30/01/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENSEÑANZA DEL LENGUAJE DE LOS SIGNOS.

Mensaje  Admin el Sáb Feb 21, 2009 4:16 pm

Pautas Básicas

· No intentemos entrenar correctamente a nuestro perro después de que él coma. Si él está lleno, no estará interesado.

· No entrene cuando usted o su perro está enfermo o trastornado. Lo único que conseguirá es que los dos se sientan mal.

· Intentemos que sus sesiones de entrenamiento sean breves y frecuentes, lo ideal son de 5 a 10 minutos, 3 veces al día.

· Siempre terminar con una nota positiva. Si estamos intentando algo nuevo, y el perro no lo está consiguiendo, volvamos de nuevo a probar con algo que a él ya le salga bien.

· Cuando el perro aprende algo por primera vez, recompénselo cada vez que él realiza ese comportamiento.

· ¡Cuando el perro acata la orden correctamente, la recompensa tiene que ser grande! Se le alabará efusivamente y se terminará la sesión de entrenamiento.

· No intentemos “machacar” al perro. Todos los perros aprenden con un ritmo diferente, así que vayamos al paso del perro.

· Comencemos a entrenar donde no haya distracciones, y aumentemos gradualmente la dificultad. Por ejemplo, vayamos desde adentro, a salir hacia el patio o jardín, a una calle peatonal, a una acera ocupada… Nuestro perro necesita aprender que él puede hacer lo que se le pide, sin importarle qué está sucediendo alrededor.

· En vez de tener la recompensa visible, nos la esconderemos detrás, en la espalda o en el bolsillo.

· Después de que él haya aprendido la orden perfectamente, recompensaremos solamente los mejores resultados (no esperemos de nuestro perro más de lo que pueda ser capaz). Substituiremos la recompensa por el signo “Buen perro” cuando la orden dada no sea del todo bien ejecutada.

· Cuando haga bien una orden, se le pide que realice algo más, para recibir una recompensa.

· Mézclese recompensas alimenticias con no alimenticias, tales como caricias o juguetes (al perro le encantan esas cosas, a veces prefieren las caricias o juguetes antes que una recompensa alimenticia)

· Mantenga las recompensas ocultas en lugares de la casa. ¡El perro nunca sabrá cuándo decidiremos que él debe conseguir una recompensa!

· Con bastante práctica, las respuestas llegarán a ser automáticas, y no requerirán recompensas (excepto en ocasiones especiales, o simplemente para divertirse)

Las sugerencias siguientes del entrenamiento son solamente sugerencias. Hay muchas, muchas maneras de entrenar a un perro, y éstas de aquí son solamente como punto de partida.

Enseñanza signo "Buen Perro"

Lo primero que tenemos que enseñar al perro es el signo de “correcto” o “buen perro” Podemos utilizar la palabra de ASL para "bueno," o "caricia" o cualquier cosa que usted se sienta cómodo. Para enseñarlo, siéntese con su perro y un puñado de recompensas muy sabrosas. Utilice el signo "bueno", y dé a su perro una recompensa. Repita esto varias veces(aproximadamente 3 a 10). Después haga de nuevo el signo “bueno” o “buen perro” y vea qué sucede. Si él le mira como queriendo decir "bien, ¿donde está mi recompensa?", ¡él le ha entendido! Déle su premio.

Enseñanza "Mírame”

Hay dos teorías sobre la enseñanza " mírame." Por una parte hay que enseñarle a hacerlo como un hábito (algo que el perro debe hacer mucho, especialmente si él no conoce más signos), y el otro está enseñarlo como una orden.

Al enseñarlo como hábito, debemos acercar la recompensa al hocico del perro, después hacerle el signo de “buen perro” y acto seguido darle su premio. La idea es que el perro nos mire a los ojos. Practicaremos esto algunos días. Entonces iremos al paso siguiente, escondamos el premio y hagamos que el perro se interese, utilizaremos la otra mano, o debajo de nuestro pie, o enfrente del rostro. El perro mirará probablemente la recompensa. Esperaremos hasta que el perro se impaciente, y nos mire como diciendo "bien, ¿donde está mi premio?" rápidamente haremos la señal "buen perro" y le daremos su recompensa. Al principio, todo lo que se consigue es una mirada rápida, pero podremos alargar lentamente el tiempo que el perro nos mirará a los ojos. Debemos también llevar a cabo la recompensa en diversos lugares (utilicemos la otra mano, llevándola delante de uno mismo, y encima de su brazo). Practiquemos poniendo la recompensa en la espalda. Él tiene que aprender que no importa dónde está el premio, lo importante es que, la única manera de conseguir éste, sea mirándole fijamente.

La enseñanza "mírame" como una orden es muy similar, salvo que usted haga la señal "mira" al perro antes de intentar conseguir que le mire. Algunas personas enseñan esto inicialmente poniendo el alimento en su boca y después escupiendo la comida al perro cuando él le mira. El perro tiene que conseguir mirarnos aunque el alimento o premio estén en otra parte.

No importa que método usemos al final para entrenar al perro, lo importante es recompensarlo de maneras alternadas cuando consiga realmente ese contacto visual (recuerde esconder los premios alrededor de su casa) solamente sonría, hágale el signo de “buen perro”, elija el método que guste. ¡Su perro le mirará más a menudo!.

Enseñanza "No”

"Ningún animal puede sentirse tan profundamente decepcionado como un perro cuando se le dice "no"

- Jeffrey Maussaieff Masson

La palabra “no” probablemente es la más usada en el entrenamiento de un perro. Es mejor decirle algo que él pueda hacer mejor que gritarle “NO” a todas horas. Por ejemplo, si el perro salta eufórico ¿qué conseguimos diciéndole “NO”? Bien, el sabe que usted no somos felices cuando el salta, pero él no sabe qué hacer en lugar saltar enérgicamente. Él intenta hacer otra cosa y consigue que le digan de nuevo otro "no." esto acarrea que el perro intente diferentes alternativas para poder saludarle a su gusto y no encuentra el saludo apropiado (de esta forma su perro puede pensar que no estamos a gusto con ellos) Es más fácil, (para ambos), decirle "siéntate" que decirle “no” cuando salta. Si el perro acepta la crítica constructiva, aprenderá más fácilmente lo que es correcto y lo que no lo es.

Las personas terminan por enseñarles dos señales, la otra es “¡para!” (stop) debemos utilizar el "No" para ciertas cosas y el “¡para!” para otros problemas o casos. La primera es para “decirle” esto no es lo que quiero” y que cese ese comportamiento. Podemos sacudir la cabeza y cerrar los ojos (quitándole el contacto visual entre ambos) para reforzar su desaprobación. El segundo, “¡PARA!” es mucho más serio o severo, cuando le haga ese signo es para demostrar enojo o desaprobación, el apuro debe ser realmente grande y demostrárselo acompañándolo con una mala cara, gesto severo y enojado. Utilizarlo únicamente cuando sea el apuro real, si se exagera cuando no se debe,(primero hay que intentar “NO”) el perro se dará cuenta y la señal no será efectiva cuando más se precise de ella.

El Signo "¡Sal!”

El signo de “¡sal!” es también importante. Si nosotros no le damos aprobación para moverse o hacer algo más, él tendrá que decidir por si mismo. Obviamente, si estamos enseñando al perro a permanecer “quieto”, esto no es una buena idea, las prácticas son contradictorias (por ejemplo cuando es "correcto" salir por la puerta). Es una cosa bastante simple de enseñar. Siempre que nosotros acabemos las prácticas de una orden, hagamos el signo de "correcto” (OK) antes de darle una nueva orden. Cuando termina una sesión de entrenamiento, hagamos de nuevo el signo de “correcto” y después escondamos su premio.

Enseñando docilidad a su perro

Enseñar al perro a ser dócil viene a ser lo mismo que enseñarle a que no debe morder. Los perros deben aprender que la gente tiene muy sensible piel, y deben tener mucho cuidado con sus dientes. Este proceso debe empezar desde cachorros cuando sus dientes son tan afilados. Cuando un cachorro muerde a otro cachorro, pocas veces el último gime o se aleja. El perrito aprende rápido que si muerde fuerte, la diversión se acaba pronto. Obviamente, con un perro sordo, el gemido del otro, no ayuda en el aprendizaje. La enseñanza de esto debe ser un proceso gradual. Comience retirando sus manos de su boca y levantándose cuando las mordeduras de perro son demasiado fuertes (no defina demasiados fuertes con lo que sigue a continuación). No retire muy rápidamente sus manos, podría interpretarlo como un juego. Si su perrito intenta seguirle, átelo a alguna parte antes de comenzar esta lección. Como su perrito aprende, gradualmente dígale “¡ay!”, haciendo una mala expresión, hasta que su perro entienda que los dientes en piel humana, producen dolor.

El Signo “Siéntate”

“Siéntate” es probablemente una de las cosas más básicas que cualquier perro aprende (y probablemente, también una de las más fáciles). Empiece haciéndole una caricia en su hocico con un premio y siga como haciéndole un dibujo hacia sus orejas hasta que él se relaje y se siente. Mantenga firme su mano o su perro saltará para obtener el premio y no se sentará. Practique esto algunas veces, y después comience a enseñarle el signo de “siéntate”. Ponga el premio entre su pulgar y palma mientras que usted hace el signo. Una vez que el perro lo haya aprendido, no necesitará una recompensa en sus manos mientras haga el signo “siéntate”. La señal se hace basculando de arriba a abajo su brazo extendido.

El Signo “Túmbate” o “Abajo”

"Abajo" es otra orden muy básica, pero a veces es más difícil de aprenderla. Generalmente, la manera de enseñarla es hacer que el perro se siente, y entonces poner un premio en el hocico del perro y bajarlo hasta el suelo. Tenga cuidado en no mover el premio hacia delante, el perro estará muchas veces en posición de parada con su cabeza agachada y puede quitarle el premio antes de realizar el ejercicio .Esto por supuesto tiene que ir acompañado del signo “Abajo”.

A algunos perros esto no les resultará nada fácil. Otra manera de hacerlo es sentarse o ponerse en cuclillas en el suelo, con una pierna delante de nosotros. Cojamos un premio, y lo pondremos bajo nuestra pierna para que lo vea el perro. Atraeremos su atención debajo de la pierna (él tiene que poder caber debajo). Tan pronto como él baje sus codos y su barriga hacia el suelo, se hace la señal de “abajo” y se le da la recompensa. El perro cojerá rápidamente su premio, no tendremos que permanecer mucho tiempo en el suelo.

Se puede también utilizar este método con una mesa baja o debajo de una silla.

Hay otro método más lento. Acerque un premio al hocico del perro y bájelo unos centímetros (suficientes para que la cabeza quede gacha). Esté seguro que su cola permanece en el suelo, no le de el premio por quedarse quieto (puede tener la recompensa entre el pulgar y la palma de la mano, de modo que su mano está en posición "abajo"). Una vez que él haga esto regularmente, bájelo más. Cuando él baje toda hacia el suelo, comience a mostrarle su premio (una porción pequeña). Una vez más, asegúrese que su trasero está hacia abajo. Su perro moverá eventualmente una pata hacia adelante, rápidamente déle su premio. Repita este engaño varias veces para fomentar su aprendizaje hasta que consiga que su perro se tumbe. Para conseguirlo necesitará varias lecciones, pero lo conseguirá.

avatar
Admin
Dalmi Administrador

Cantidad de envíos : 93
Edad : 53
Fecha de inscripción : 19/01/2009

Ver perfil de usuario http://maravillososdalmatas.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: ENSEÑANZA DEL LENGUAJE DE LOS SIGNOS.

Mensaje  Admin el Sáb Feb 21, 2009 4:18 pm

El Signo “Stand”, permanecer en pie, quieto

Permanecer en pie no es una orden muy utilizada, pero puede resultar práctica para poder cepillar a su perro, o en la consulta del veterinario. Cuando el perro está sentado, engáñelo haciendo una pausa pasándole un premio por delante de su cara. La mayoría de los perros se levantan para conseguir el premio. Déle el premio, y después ponga una mano en el collar y la otra debajo de su vientre (de modo que él deba permanecer en la misma posición). Manténgalo así quieto unos segundos antes que se mueva. Cuando él lo consiga, prolongue el tiempo de parada, acarícielo por todas partes (incluyendo la cola, los dedos de las patas, boca, y orejas). Déle más premios si es necesario. La idea es que el perro estará parado de una forma confortable, no le debe importar lo que le estén haciendo. El signo se marca moviendo el brazo estirado de derecha a izquierda por delante del hocico del perro, esto se debe hacer de una forma gradual, tiene que conseguir que el perro esté parado y no camine hacia adelante para conseguir su premio.

El Signo “Aguanta”

Aguantar una posición es un ejercicio que enseña autocontrol al perro. El perro debe sentarse y marcarle el signo “aguanta” (sostener la palma de la mano extendida delante de la cara del perro, una mano o ambas según el). Déle rápidamente un premio, entonces marque el signo “aguanta” otra vez, déle otro premio, "aguanta" y otra recompensa. Si lo hace bien, marque el signo de “correcto” de una manera entusiasta (déjele cambiar de posición y salga). Gradualmente aumente el tiempo de aguante en la misma posición, así él irá aprendiendo a permanecer quieto por periodos de tiempo (repetir el ejercicio 3 veces y después darle una recompensa y marcarle el signo “correcto”,”OK ”, si ha realizado perfectamente el ejercicio). Una vez que él parece entender, procederemos al siguiente paso.

Ponga los 3 premios en el suelo delante de él. Mientras que él todavía está tumbado, déle un premio rápidamente (no pretenda alargar el tiempo porque esto es un ejercicio nuevo para él). Al principio, podremos sostener al perro por el collar, a veces hay que mantenerlo sujeto para que se quede sentado, impidiendo que se levante para tomar sus premios. Cubra los premios con la otra mano o tápelos con otra cosa.

Dígale “siéntate” otra vez, y retire los premios. Cuando él comience a entender que las recompensas se retiran, se puede empezar a alargar el tiempo del ejercicio antes que el perro se coma su premio .Agregue gradualmente una cierta distancia (guarde los premios cerca de usted, ponga uno de ellos en alto y el perro se sentirá atraído). No intente marcar la distancia y la duración al mismo tiempo. Si quisiéramos que él permanezca más tiempo quieto, tendremos que permanecer más cerca. Si usted desea que permanezca quieto con nosotros alejados de él, hacerlo en periodos cortos. Utilice el signo de “salir” cuando esté seguro que él puede ya moverse y terminar el ejercicio. Cuando su perro consiga hacer el ejercicio, prémiele con distracciones (como saltar o hacerle girar, o darle juguetes).

El Signo “déjalo”

"Déjalo" es una manera de decir su perro que él no puede tener lo que está mirando. Para enseñarlo, tendremos una recompensa en la mano, palma abierta (si marcamos el signo de “salir” con la mano derecha, sostendremos el premio con su izquierda, o viceversa). Marque el signo “Déjalo”, cuando el intente tomar su premio, cierre su mano y déle la vuelta. No levante su mano o la retire. Probablemente, el perro olfateará o le lamerá su mano, o quizás intentará tocarla con su pata. Cuando él desista y se levante o intente alejarse, aunque sea solo por un segundo, marque el signo de “OK” y déjelo (todavía no mueva la mano). Estamos poniendo en práctica que su perro no puede tomar su premio salvo que se lo indiquemos. Con la práctica podremos mantener una recompensa cerca de su hocico sin que el perro la toque. Una vez que él aprenda esta lección, podremos marcar “déjalo” con respecto a otras cosas, (por ejemplo evitar que coja los alimentos de la mesa). Necesitará practicar, empezando lentamente (por ejemplo poner el alimento en el suelo, después en una mesa, etcétera), pero llegan a conseguirlo.

Signo de “ven” y “ven aquí”

Lo más importante de este aprendizaje, es que nunca debemos castigar al perro por que él se acerque hacia nosotros. Esto incluye ¡bañándole, o cualquier cosa que a su perro no le guste! No importa lo qué él estuviese haciendo momentos antes de llamarle, lo que importa es que él viniese cuando se le llamo. Si su perro se está comportando mal o tenemos que hacer algo que a él le desagrade, debemos ir a buscarlo. Pregúntese si su perro quiere o está seguro de acercarse esta vez. También, al enseñarle "ven," no le da a su perro la oportunidad de ser incorrecto. En otro las palabras, no llame a su perro si no esté seguro de ello. Una vez que él entienda que así se le acariciará, ya no tendrá por lo que preocuparse. Esta confianza solo se consigue con la práctica (algunos amaestradores piensan que la confianza no se adquiere hasta que el perro al menos no tiene 2 años de edad).

Lo dicho, enseñar “ven” es como cualquier otra lección. Generalmente, usted utilizará dos maneras para que el perro se acerque. Utilizará “ven aquí” cuando el perro esté cerca de usted. En ASL se muestra un signo para “ven” que funciona muy bien. El otro es un gesto demasiado general, es más utilizado cuando el perro está más lejos de nosotros (a veces tendremos que hacer algún movimiento brusco para llamarle la atención).

El “ven aquí” se utiliza de una manera más casual, realmente no nos importa mucho si deseamos que el perro venga o no (si estamos yendo de la cocina al dormitorio por ejemplo, o llamarle para hacerle una caricia). No necesitamos darle una recompensa por hacerlo, con unas caricias tiene suficiente recompensa.

Mientras le enseñamos el “ven”," especialmente si el perro es mayor y no ha tenido buenas experiencias previas, probablemente sea una buena idea utilizar una correa en el collar de perro. ¡Nunca se la deje puesta si no podemos supervisarlo! Puede ser bastante corta dentro de la casa (12 o 18cms), y más larga para el exterior (60cms son probablemente suficientes). ¡No utilicemos la correa para tirar del perro hacia nosotros! Reúna unos deliciosos premios, y anime a su perro que se acerque (si él es un poco lento, de vueltas a su alrededor entonces él intentará darse prisa para cogerlos). Cuando él se acerque, camine rápidamente en línea recta, de modo que él no pueda escaparse de nuevo, entonces déle su premio y agárrelo por el collar. No lo suelte hasta que haya terminado. Elógielo, y deje que se vaya de nuevo a jugar. (Si su perro piensa que le llamamos solamente para jugar, no le apetecerá acercarse) practica esto por lo menos 3 veces en cada sesión de entrenamiento. Pronto podrá dejar de usar la correa porque cuando venga hacia nosotros ¡será algo maravilloso ¡

Signo de “ven” y “vete”

“Ven “ y “vete” son muy similares, pero levemente diferentes. "ven" lo utilizaremos para que él vaya a un lugar concreto o hacia una dirección segura. "Vete" para que se vaya inmediatamente del lugar que está.

Enseñar "ven", empezaremos con el perro sentado a nuestro lado. Dígale "quieto," después pondremos una recompensa en el suelo a una distancia cercana.Volver junto al perro y marcarle “ve” (hay que señalar hacia el premio). Él debe ir a coger su premio. Después de practicar esto algunas veces, ponga los premios en dos o tres pequeños frascos (pequeños botes de fotografías van muy bien). Haga que su perro se siente y se quede quieto de nuevo. Ponga los premios en diversos lugares. Dirija su perro a uno de ellos. Si él va al frasco, rápidamente déle el premio (abra el envase con sus manos). Si él va a un lugar incorrecto, niéguele con su cabeza y haga que vuelva a su sitio para volver a intentarlo de nuevo. Una vez que él entienda donde debe ir, no utilizar las recompensas, él debe conseguir ir donde se le dice, haya o no comida visible.

Para enseñar el signo “muévete”, primero marque el signo y después acérquese a él. Cuando él lo haga bien, marque el signo de “buen perro”, déle un premio, y después trabaje en el algo más por algunos minutos antes de intentarlo otra vez. Después de algunas veces, él debe entender que "muévete" es la manera correcta de hacerlo.

Signo de “anda despacio”

Los perros tiran de su correa, sin mala intención, cuando salen a pasear. Siempre que salen a pasear tiran de la persona con fuerza, ellos no saben que esa no es la forma correcta de realizar un paseo.

Es más sencillo enseñar a un perro desde cachorro, que aún no tiene malos hábitos, a pasear despacio, pero, también se puede conseguir con un perro adulto.

Primero debemos enseñar al perro a caminar despacio con una correa y después sin ella. Comience con un puñado de premios, aproveche que el perro esté jugando y cuando camine a su lado déle una recompensa. Cuando el perro lo haga más a menudo, marque el signo, (puede hacerlo dando unos golpecitos a nuestra pierna o cadera). Una vez que él haga bien esta parte, introduciremos el paseo con la correa. Lo intentaremos por ejemplo en el jardín, una vez que lo consiga allí, pasaremos a intentarlo en la acera Para los perros que ya son “grandes tiradores”, deberemos usar un bozal (pero no un bozal normal, es una correa que le amarra desde la boca, ver foto). Hay varios fabricantes, pero todos funcionan básicamente de la misma forma. Son como los bocados o arneses utilizados con los caballos; cuando el perro tira, su cabeza da la vuelta y su cuerpo debe seguir. Una persona bajita puede caminar con un perro fuerte y grande usando uno de éstos. La mayoría de los perros se opondrán al principio (como cuando se les pone una correa y un collar la primera vez). Necesitaremos de la voluntad de ambos y paciencia para conseguir que el perro quiera usarlo, pero la mayoría lo conseguirá. La única y verdadera desventaja es que mucha gente pensará que su perro está usando un bozal (a pesar del hecho de que el lazo no está alrededor de su nariz y de su morro, está puede abrirse y sacar su lengua).

Hay muchas otras maneras de enseñar un perro a no tirar. Dos de las más comunes son, parar de andar siempre que su perro tire (normalmente él se volverá para saber por qué estamos parados), o ir en sentido contrario cuando el tire. A veces lo mejor es hablar con un amaestrador para que le ayude, pues algunas técnicas realmente necesitan ser demostradas para que sean eficaces. Cueste lo que cueste, su perro puede ser enseñado a caminar lento, lo único que se necesita es práctica.

Yendo más lejos (vocabulario, trucos)

La primera regla para el entrenamiento acertado del perro, es ser más inteligente que el perro. Algunas razas son más fáciles de entrenar que otras.

-Autor desconocido-

¡No termine aquí! cuanto más enseña a su perro, más fácil es que éste aprenda más cosas. Hay muchas, muchas cosas que usted puede enseñar su perro, y cuanto más cosas aprenden juntos, más unidos estarán. Podemos enseñar al perro los nombres de varias cosas (pelota, juguete, hueso), o nombres de los miembros de la familia.

Pueden hacer muchas actividades juntos. Algunos perros se divierten haciendo diferentes trucos, como levantar sus patas delanteras, dar vueltas sobre si mismos, etc. El único límite es su imaginación.

avatar
Admin
Dalmi Administrador

Cantidad de envíos : 93
Edad : 53
Fecha de inscripción : 19/01/2009

Ver perfil de usuario http://maravillososdalmatas.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: ENSEÑANZA DEL LENGUAJE DE LOS SIGNOS.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.